No tienes artículos en tu carrito.
Buscar
Filtros

Cuidado de las piezas

¿Qué significa “925” o “plata de ley”?

Según las normas aceptadas internacionalmente para todas las joyas u objetos fabricados con metales preciosos, se entiende por ley la proporción en peso en que el metal precioso puro entra en una aleación. Dicha proporción se expresa en milésimas y una de las más valiosas (con más alta concentración de plata) es la plata 925, que contiene un 92.5% de plata y un 7.5% de cobre

La plata pura, o plata 1000 (que tiene una pureza del 100%) es un metal demasiado blando y maleable como para usarlo en la industria de la joyería, por lo que se mezcla con cobre para que sea más resistente.

Todos nuestros productos tienen el sello de 925, excepto ciertas piezas que por razones de diseño y tamaño impiden ser selladas 

Cuidados de la plata 925

Si bien la plata es un metal muy noble y se puede utilizar durante todo el día, te dejamos algunos tips para evitar que la misma se oscurezca:

  • Guardala en un lugar fresco y seco.
  • Evitá exponer la pieza a productos químicos como los de limpieza.
  • Es preferible no exponer la pieza al cloro de las piscinas o agua salada.

Si la plata se oscurece, no hay problema, es muy fácil limpiarla. Podes hacerlo con un paño específico para plata, o bien con agua y jabón (no detergente) y la ayuda de un cepillo de dientes. No uses pasta dental ya que es abrasiva.

Cuidados de la plata 925 con baño de oro

Las piezas bañadas son delicadas, pero con los cuidados necesarios el baño va durar mucho tiempo.

  • Es mejor guardar la pieza sola para evitar que se frote o raye con otras. El lugar debe ser fresco y seco.
  • Evitá exponer la pieza a productos químicos como los de limpieza, cremas, maquillaje o perfumes. Colocate la pieza luego que te hayas puesto estos últimos.
  • No uses las piezas en piscinas o en el mar.
  • No uses las piezas si vas a hacer ejercicio, el sudor excesivo puede dañar el baño.
  • Para limpiar la pieza usá un paño suave y no la frotes en exceso.